Qué Hacer Cuando Recibes Una Queja de la Conducta de tu Niño en el Aula

Como maestra he tenido muchos casos en los que al hablar con los padres sobre una conducta inapropiada de su hijo en el aula se han sentido muy incómodos porque se ven afectados directamente y sienten que se pone en duda su capacidad como padres pero existen puntos fuertes que los favorecen en este tema:
1. Nadie Nació Sabiendo ser Padre y Ningún Niño es Perfecto:
Hay conductas de las que quizás no podamos percatarnos por el amor que le tenemos a nuestros hijos y que en un grupo nuevo, en diferentes circunstancias antes no vividas por el niño y bajo la guía de una persona preparada y con experiencia pueden salir a la luz; más bien deberíamos tomar en cuenta las observaciones que nos son dadas con beneplácito pues mientras menor es el niño es más fácil corregir lo que se deba corregir.
2. Los Casos de Problemas de Conducta Mejoran Notablemente Cuando los Padres han Hecho los Cambios Necesarios en Casa:

Si bien es importante la participación del psicólogo cuando un niño presenta un problema conductual, dependiendo de los casos, no podemos ver al psicólogo como la respuesta mágica al problema de nuestro niño, cuando en el aula un niño araña a otro niño o no es tolerante con los demás o no obedece órdenes lo primero que los padres deben hacer es observar cuáles pueden ser las causas que provoquen estas conductas partiendo de revisar la suya propia frente a ellos; ejemplo: tuve un niño de cuatro años que golpeaba a los demás niños diariamente y por más que se tomaron las medidas correctivas necesarias en el aula la conducta del niño no mejoraba, al hablar con la mamá sobre lo que pasaba me di cuenta que el niño hacía lo mismo en casa con sus demás hermanos quienes eran mayores que él porque la mamá se lo permitía con el pretexto de que era el menor en casa, es decir para la mamá que su hijo sea el menor le otorgaba gratuitamente el derecho de golpear a los demás, ese mensaje aprendido en casa lo terminó proyectando en el aula; se le dieron las pautas a la mamá sobre cómo enseñarle principios a su niño como el respeto a los demás que debía poner en práctica en la casa y la conducta de su niño mejoró en el aula.

Recomendaciones:

✓ Los padres no pueden delegar su principal responsabilidad como guías en la formación de sus hijos, por ejemplo en varias ocasiones he escuchado decir a algunos padres: “Cuando Pepito vaya al colegio allí le van a enseñar a portarse bien así como Rosa quien se portaba casi igual y cuando fue al colegio cambió”; si bien el caso de Pepito se basa en una verdad ésta no es completa pues el niño al verse en un grupo más grande del que está acostumbrado y bajo ciertos principios que debe seguir es capaz de auto regular positivamente su conducta pero esto no significa que debamos esperar a que el niño entre a la escuela para que recién aprenda a seguir principios que le evitarán situaciones de riesgo y que al final lo beneficiarán grandemente donde se desenvuelva.
✓ Evite victimizar a su niño, no siempre las circunstancias u otras personas son responsables de los actos de su niño; por ejemplo, si mordió a su compañero porque le quitó la lonchera entonces se debe hablar con la profesora para que tome las medidas necesarias con el otro niño para que no ocurra de nuevo pero el que tenga una justificación para actuar no significa que su niño se quede sin corrección, lo que se debe corregir es su reacción la cual no fue apropiada pues no debió morder a su compañero, es más debe enseñársele desde pequeño a ser responsable de sus actos para que pueda saber responder frente a las dificultades que se le presenten pues lo que debió haber hecho era decirle a la profesora que su compañero lo estaba molestando para que con el apoyo de ella él mismo no le permita que le quite la lonchera hablándole firmemente.
✓ Si tiene dudas sobre el informe de la conducta de su niño obsérvelo en casa pero en situaciones semejantes a las que se dio el problema por ejemplo: cuando está en grupo jugando con sus amigos si el problema ha sido con alguno de sus compañeros pues así también podrá darse cuenta quizás de cosas que la maestra no como que su hijo no sea el que tenga el problema sino otro niño que lo molesta no que la conducta se dio porque su niño aprendió algo en casa que pensó que era correcto pero que en verdad no lo es como por ejemplo: un papá que juega con su hijo a la lucha libre muy toscamente y en el aula el niño hace lo mismo en el aula y sin tener mala intención tira al suelo a los demás.
✓ Si el problema de conducta se presenta entre el niño y la maestra entonces observe cómo su niño se porta con Ud. ¿Le obedece en casa sin tener que repetirle varias veces la misma orden o gritar?, recuerde que el aula es un ambiente distinto al de casa, allí su hijo no es el único y son más de 10 niños, imagínese que los diez no obedezcan las órdenes de la profesora, no sólo no podrían aprender sino que también sería un riesgo para su integridad física.
✓ Tener contacto permanente con la maestra pues ello demuestra interés de su parte en colaborar en la formación de su niño y también algo muy importante, podría darse cuenta si la maestra presenta inconsistencias; por ejemplo, una maestra que diariamente se queja de un niño pero no da las pautas necesarias para lograr un cambio de conducta atacándolo frecuentemente a él y no al problema directamente, una maestra que aísla a su niño excluyéndolo del grupo permanentemente sin ninguna razón válida o de cierto modo lo margina sin informarle las razones de sus decisiones a pesar que Ud. si está tomando las medidas necesarias en casa para la corrección de la conducta.

Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015