El Temor y La Mentira Cuando Me Comunico Con Mi Hijo

Cómo les hablamos a nuestros hijos influye mucho en la formación de sus personalidades, es por ello la importancia de poder comunicarnos con ellos de la manera más correcta posible para así evitar que se sientan heridos, sobreprotegidos o amedrentados con nuestras palabras especialmente cuando el temor y la mentira predominan en ellas.


1. Temor:
El temor es una emoción que predomina en la mayoría de los casos como nos comunicamos con nuestros hijos, sin embargo el temor no siempre resulta un buen método de aprendizaje debido a que puede formar niños inseguros. Aquí algunos ejemplos:
✓ “No te pares en la silla porque te vas a caer” en vez de “No subas a la silla porque la silla está hecha para sentarse no para jugar en ella”.
✓ “No prendas la televisión porque se te va a dañar la vista” en vez de: “Que tal si juegas con tus carros en vez de ver televisión, ya viste el tiempo debido y toca apagarlo”

2. Mentira:
La mentira es uno de los elementos más usados por los padres en la comunicación con sus hijos, dando como resultado algunas de estas características:
Niños que mienten cuando las amenazas están basadas en cosas ilógicas o falsas: Ejemplo: “Si no comes un loco te llevará en vez”, el niño conforme vaya creciendo se dará cuenta de que sus padres le mentían y también usará la mentira como una estrategia para poder lograr que otros hagan lo que él desea, es decir usará la mentira para manipular. Es más factible motivar a un niño que manipularlo; por ejemplo: “Come para que sigas creciendo y tengas fuerza para seguir jugando”
Niños desafiantes cuando las advertencias que sus padres le dan no se cumplen: Ejemplo: Cuando el padre le dice a su hijo: “Te voy a castigar si le pegas a tu hermano nuevamente” y el hijo vuelve a pegarle a su hermano pero el padre no aplica la disciplina que dijo aplicar de repetirse la mala conducta.

Recomendaciones Para los Padres:
✓ Nuestras palabras siempre deben darles confianza y seguridad a nuestros hijos.
✓ Cumplamos con lo que prometemos o advertimos.
✓ No minimicemos el nivel de comprensión de nuestros hijos, a veces creemos que es necesario el uso de estrategias negativas como la mentira y el temor para lograr mejores resultados sin embargo, un niño responde mejor cuando es correctamente motivado.


Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015