Cómo Preparar a mi Niño en Caso se Pierda

Una situación que ningún padre quisiera afrontar es la pérdida de su niño pero aunque se trate de una situación que debemos esforzarnos en evitar debemos preparar a nuestros hijos para que puedan superarla y facilitar que podamos encontrarlos.




1ero.- Darles Confianza y Seguridad:
Evite usar comentarios como si no comes viene el loco y te llevará, si no haces caso te voy a regalar a cualquier señor que pase por la calle, etc., pues esas frases salen a la luz cuando nos encontramos en situaciones difíciles; por el contrario debemos conversar con ellos que si bien debe obedecer las instrucciones que le dan para que no se pierdan como:
✓ Siempre mantenerse a una distancia que no pierda de vista a la persona que lo acompaña.
✓ Mirar cada cierto tiempo a la persona que lo cuida así esté muy entretenido en lo que hace y si le es posible hacer cualquier tipo de contacto con ella para indicarle que está bien o que algo no es correcto como que una persona extraña se le acerque.
✓ No hablar con extraños ni recibirle nada, especialmente dulces, ni seguir a nadie que sus padres no le hayan autorizado.
Hablarles a los niños que si se perdieran, algo por supuesto que deben procurar que no suceda porque es peligroso, no deben asustarse porque mamá o papá los va a encontrar porque ellos son adultos y saben cómo hacerlo, que esperen tranquilos que ellos llegarán a ellos y no van a irse a casa sin ellos.
2do.- Enseñarles a Memorizar sus Datos más Importantes:
Un niño de dos años es capaz de aprender su nombre, a partir de los tres puede aprender su nombre completo y en algunos casos número de teléfono (preferentemente el número celular de la persona con la que más sale a pasear o el de alguno de sus padres), de cuatro años puede aprender además de su nombre completo y teléfono, su dirección.
3ero.- Buscar a alguien de Seguridad Cercano:
Sabemos que por las tristes noticias que oímos en los medios, a veces ello también representa un riesgo, pero si su niño se perdió dentro un centro comercial o de esparcimiento, etc., las personas de seguridad están preparadas para este tipo de eventualidades pues es muy frecuente que los niños se pierdan entre la cantidad de gente que se pierden y es una respuesta más segura para su niño en vez que busque ayuda de un desconocido.
Para finalizar, aún Ud. se haya asustado mucho por la pérdida de su niño, cuando lo encuentre debe procurar no alarmarlo, ni escandalizarse, debe mostrarse sereno y ya en casa pedirle que le cuente qué pasó, porqué se perdió y cómo puede evitar que vuelva a pasar; a esto se le llama aprendizaje por error, aunque esperamos que no se dé ninguna vez con los nuestros.

Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación


Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015