Cómo Orientar a Nuestros Hijos para Evitar que Sean Víctimas de Abuso Sexual

Una de las mayores preocupaciones de los padres debido al aumento de casos de abuso sexual infantil es sobre cómo proteger a sus hijos de que sean víctimas de ello, como docente he podido observar que gran porcentaje de este tipo de crímenes se da mayormente por gente cercana a los niños como familiares o conocidos de la familia y son menos los casos relacionados con gente extraña a través del secuestro pero a su vez son los casos que corren mayor riesgo de terminar con la desaparición o muerte de la víctima; por lo tanto es nuestra responsabilidad como padres poder educar a nuestros hijos desde muy pequeños en este tema para así evitar situaciones dolorosas de ésta índole.


1.- Enseñarles sobre Proteger su Desnudez.-
Desde muy pequeños debemos enseñarles a nuestros niños a no mostrarse desnudos ante nadie que no sea papá o mamá o la persona de confianza a la que hayamos delegado su cuidado que en la mayoría de los casos se trata de la abuela o nana, esto los pondrá en alerta cuando alguien con malas intenciones se les acerque en un momento indebido o les pida desnudarse simulando un juego para que así sean capaces de pedir ayuda.

2.- Decirles que Cuando Entren a un Baño Siempre lo Hagan Solos.-
Es nuestro deber como padres acompañar a nuestros hijos al baño especialmente cuando se trata de centros públicos, pero muchas veces se acostumbra a que el primo que le lleva algunos años, la prima o el amigo los acompañe y se da el caso de que ambos entran juntos a orinar o a lo que tengan que hacer, siendo esto último nada aconsejable pues el niño se acostumbrará a que es normal que otra persona ajena a ellos se acerque en un momento que es íntimo para ellos haciéndolo riesgoso.

3.- Hay Partes de Su Cuerpo Que Nadie Puede Tocar.-
Es importante que a partir de los dos años cuando se bañen sean ellos mismos quienes jabonen las partes íntimas de su cuerpo, solo mamá o el médico, en presencia de mamá o papá si es necesario, puede revisar esas áreas pero cuando se trata de otra persona que quiera hacerlo entonces no es correcto; de la misma manera se les debe advertir si alguien los quiere besar en la boca o en alguna otra parte del cuerpo que no corresponde.

4.- Enseñarles a Defenderse.-
Advertirles a nuestros hijos que cuando alguien quiera comportarse con ellos de manera completamente distinta a cómo le hemos enseñado de acuerdo a los anteriores puntos deben defenderse, no solo a decir NO firmemente sino también a gritar y salir del lugar en que se encuentra pidiendo ayuda, debemos practicarlo con ellos para que así el temor no los paralice sino que sepan actuar y ser librados de un momento tan difícil como ese.

5.- Detectar Anticipadamente Situaciones de Riesgo.-
Conversar siempre con ellos sobre cómo les fue en el colegio, estar atentos como padres a cualquier circunstancia en la que puedan haber estado expuestos como por ejemplo que nos cuenten que estuvieron en el salón jugando solos con un profesor del sexo opuesto al de ellos, pida más información y si no se la pueda dar averigüe que sucedió con la profesora o la persona responsable de su niño, siempre preguntando primero si hubo algo confuso que no quedó muy claro, de verificar que se están dando situaciones que no van de acuerdo a sus principios es importante que se los haga saber a la autoridad pertinente y compruebe que se hagan los cambios respectivos.
Debemos también tener en cuenta lo siguiente:
✓ No se trata de infundir temor, cuando se le hable de este tema debe hacerse de manera calmada y sin aspavientos pero con firmeza, se trata de prepararlos no asustarlos.
✓ Evitar darle ejemplos que los asusten o darles mayor información que luego no puedan asimilar por su corta edad y los asusten.
Aprovechar situaciones como el baño, cambio de ropa, etc., para poder reforzar el tema.

Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015