Cómo Enseñarle a mi Niño a Pensar Creativamente

Las personas que piensan creativamente son las que más fácilmente alcanzan el éxito en cualquiera que sea el área donde se desenvuelven, pues sobresalen del resto por tener ideas originales y asertivas, su pensamiento es flexible lo que les permite fácilmente adaptarse a los cambios y las ideas fluyen con facilidad a través de ellos. La manera más sencilla de definir a un niño que piensa creativamente es a través de ciertas características que resaltan en él como:
✓ Es capaz de dar solución a los problemas de una manera diferente a la que el común de los demás niños lo hacen.
✓ Le gusta crear historias, canciones, música, bromas, crear construcciones, dibujos o pinturas imaginarias, independientemente si estos tengan sentido o no para el adulto.
✓ Es curioso, le gusta conocer sobre varios temas, se caracteriza por no conformarse con una respuesta simple sino que quiere averiguar más a fondo hasta llegar a una respuesta que los satisfaga, son los que normalmente se les llama preguntones y utilizan casi siempre la palabra porqué en las preguntas que realizan.
✓ Le encantan los absurdos, disfruta de ellos.
✓ Tiene buen sentido del humor.


¿Podemos Enseñarle a Nuestros Niños a Pensar Creativamente?
Claro que sí, aquí les proponemos algunos juegos para ello:

1. Cuando le lea historias o se presente alguna situación en la que preste curiosidad utilice la pregunta ¿Qué pasaría si….
Ejemplo: Cuando se está lavando las manos Ud. le podría preguntar: ¿Qué pasaría si dejamos el grifo del agua del baño abierto por horas, o ¿Qué pasaría si no te lavaras los dientes a diario?

2. Permítale definir lo que no es; mayormente les pedimos que definan lo que un objeto, situación o persona es y no lo que no es.
Ejemplo: Cuando esté almorzando le puede preguntar qué no es la comida, él le podrá responder: no es un juguete o no sirve para jugar.

3. Que pueda contar dentro de sus juguetes con material no estructurado, es decir: cajas de diferentes tamaños, retazos de madera recogidos de una carpintería, retazos de telas de diferentes tipos, papeles o cartulinas de diferentes texturas y colores, etc., con los que pueda construir o crear, o vestir a sus muñecas en el caso de las niñas.

4. Darle libertad cuando juegue al aire libre ya que la exploración le permite experimentar nuevas sensaciones y descubrir nuevos aprendizajes; brindarle ropa cómoda y que no se estropee si la ensucia, de ser posible y si lo deseara que pueda caminar descalzo; que pueda tener contacto con la naturaleza: tierra, arena, agua, piedras, insectos, plantas, etc., si quisiera coleccionarlos puede brindarle recipientes para que lo haga y luego pueda cambiarlos por otros si se echaran a perder o si simplemente sintiera la necesidad de hacerlo.

5. La Lectura, no hay nada mejor que ella para desarrollar este tipo de pensamiento, en padreseducan.pe hay algunos blogs sobre este tema.

Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación


Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015