Cómo Ayudo a mi Niño a Potenciar sus Habilidades Científicas?

Todo niño es curioso por naturaleza, esta característica esta muy ligada con el desarrollo de sus habilidades científicas por medio de la investigación, sin embargo son a las que menos atención les prestan los padres y la mayoría de educadores en las escuelas. Aquí les damos algunos consejos que lo ayudarán en ello:

1. Bríndele materiales que lo Ayuden en su Labor de Investigación:
• Si su niño es de los que les gusta recoger piedras, hojas, papeles, tapas, cosas que le llaman la atención, consígale una caja de madera, plástico o cartón que le sea fácil mover de un lugar a otro que tenga divisiones para que guarde lo obtenido y pueda observarlos y manipularlos cuando desee, este ejercicio no solo desarrolla su capacidad investigadora sino también la lógico matemática pues aprende a organizar sus descubrimientos.
• Si le gusta recoger arena, tierra o hacer combinaciones con el agua, puede utilizar envases de plástico de preferencia transparentes o botellas de gaseosas descartables.
• Un cuaderno, lápiz, colores o crayolas que le permitan dibujar o anotar sus observaciones, mayormente en esta edad no escriben aún pero ya manejan sus propios códigos de escritura.
• No debe faltar una lupa grande, un centímetro, goteros, embudo, colador, vasos plásticos de diferentes tamaños que le servirán para trasvasar elementos como arena o simplemente para medir cantidades o pesar; una balanza y de ser posible un microscopio.
• Un cuaderno que le pueda servir como álbum donde su niño pueda pegar noticias del periódico o revistas que le impacten como la captura de una mantarraya gigante, el descubrimiento de un asteroide, etc.
2. El Uso de las Palabras Porqué y Para qué

Son las palabras mágicas que el niño utiliza para satisfacer su curiosidad investigadora, cuando las haga debemos tratar en lo posible responderles con claridad y coherencia y si no sabemos la respuesta entonces debemos aprovechar esa oportunidad para llevarlos a investigarla usando libros, revistas o por Internet, aunque recomendamos como primera y mayor opción el uso de libros, claro está que tratando siempre de facilitarles el aprendizaje; por ejemplo, si su niño le pregunta sobre el porqué vuela una cometa, Ud. le puede pedir al niño que cierre los ojos para sentir el viento en su rostro, que le diga lo que sintió y lo guie a sacar sus propias conclusiones sobre la fuerza del viento y cómo a través de ella también puede hacer que la cometa se eleve, también puede aprovechar para guiarlo a descubrir las características del viento, que si bien para el adulto son obvias pero para el niño no lo son, es importante trabajarlo porque el niño será capaz de expresar y explicar sus conocimientos con fundamento, también podría ampliarse la investigación a nuevos conocimientos como la importancia del viento para el hombre como su uso para el movimiento de los molinos, en la navegación, etc. Hay niños que preguntan sobre porqué el ascensor sube y baja, porqué se prende y se apaga la luz con el interruptor, etc., mientras a otros les gusta más el tipo de preguntas acerca de la naturaleza como porqué el cielo es tan grande, porqué hay olas, etc.

3. Aproveche Cualquier Oportunidad de Aprendizaje:

Un paseo al campo, a la playa, la construcción de un edificio, etc.., permítale a su niño cuando vaya a una tienda de artefactos eléctricos, de ser posible, observar como funcionan y/o manipularlos, que les comente qué es lo que tienen que hacer para que funcionen, etc. Llevarlo de visita a exposiciones de ciencia y tecnología.

Rosanna Sakuma Arevalo
Master in Educational Administration

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015