Cómo Ayudar a Nuestros Hijos a Superar las Rabietas Por Frustración

La frustración es una emoción que se presenta en los niños no solo cuando no pueden lograr algo sino también cuando piensan que no pueden lograrlo y va acompañado de un sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que muchas veces se manifiesta en rabietas. Los padres podemos ayudar a nuestros hijos a superar positivamente este tipo de situación poniendo en práctica algunos consejos muy sencillos:


1- Prever:
Es decir, frente a una situación en la que sabemos que nuestro niño no va responder, como por ejemplo, cuando un niño de tres años se frustra al no poder armar una torre de cubos y los tira en señal de protesta, si bien debemos corregir la conducta de la rabieta debemos anticiparnos para tratar que no incurra en ella, normalmente la rabieta surge luego de algunos intentos fallidos por lograr algo, por ello debemos apoyarlo a que lo logre ya sea dándole las indicaciones adecuadas o interviniendo disimuladamente.

2- Motivar:
Es importante siempre animarlo con palabras como: muy bien, tú puedes, lo haces excelente, eres un campeón, etc.; felicítelo por el esfuerzo más que por el logro, por ejemplo, en el caso de las notas si su niño se esforzó estudiando pero su nota no fue muy sobresaliente a pesar de ello hágale saber que Ud. está feliz con su la nota que obtuvo.

3- Reflexionar:
Enseñarles correctamente a nuestros niños a reconocer sus debilidades los ayudará a aceptarse, amarse y a ser tolerantes con los demás; por ejemplo: Un niño de 3 años es capaz de armar un rompecabezas de pocas piezas entonces lo único que podrá hacer con uno de 500 será causar desorden y perder muchas de las piezas, por lo tanto debemos enseñarle que va a haber un momento en que podrá armarlo y que Ud. Lo estará apoyando cuando se de ese momento.

4- Comunicar:
Explicarle que debe comunicarse adecuadamente, es decir, en lugar de renegar o tirar las cosas debe aprender a pedir ayuda, a preguntar sobre algo que por sí solo no puede lograr esto evitará las rabietas y le enseñará a madurar.

5- Ser Ejemplo:
Si cuando Ud. tiene algún problema tiene conductas no apropiadas como tirar golpes en la mesa, gritar, etc., u niño que lo admira y está observando creerá que es correcto hacer rabietas y será muy difícil que deje de hacerlas, por ello los padres debemos cuidar nuestras reacciones frente a nuestros hijos.


Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015