5 Tips Para que mi Niño Coma con Agrado las Verduras y Otros Alimentos Nutritivos

Las verduras, las menestras, el pescado, etc. son los alimentos más nutritivos e importantes en la alimentación de nuestros niños pero también son los que muchas veces no quieren comer. Particularmente no he tenido problemas de este tipo con mi menor hijo gracias a unos consejos que recibí y puse en práctica y les comparto en este blog:


1. En el Embarazo:
A las 9 semanas de gestación ya se han formado la boca y lengua del bebé, incluso sus papilas gustativas diminutas (http://espanol.babycenter.com/v25011437/el-sentido-del-gusto-de-tu-beb%C3%A9-video), a partir de entonces las madres gestantes deben comer todo lo que les gustaría que sus hijos coman verduras , en este caso las verduras recomienda comer crudas y bien lavadas, pescado al vapor, etc.

2. No Asuma que Hay Alimentos Nutritivos que No le Gustan a su Niño:
Si observamos bien, hay familias donde los hijos no comen ciertas verduras que a los padres o personas que los criaron tampoco les gusta y es por la sencilla razón de que si algún alimento no nos agrada no lo compramos ni preparamos en casa privando a nuestros hijos de ofrecérselos.

3. Comer con Nuestros Niños lo que Queremos que Coman:
Comer delante de ellos las verduras, por ejemplo, con una buena actitud, resaltando las frases que afirman que lo que estamos comiendo es delicioso y dándoles a saber con los gestos adecuados que disfrutamos lo que estamos haciendo favorecerá positivamente que ellos coman sin problemas los alimentos nutritivos que les demos.

4. Ser Firmes:
Muchas veces los padres se asustan cuando los niños empiezan a tener arcadas cuando se les da de comer algo que no les gusta pero en lugar de atemorizarse deben asegurarse que no sea producto de que se atoraron o están enfermos de lo contrario se debe corregir la conducta.

5. Ser Creativos a la Hora de Comer:
Servir los platos de manera atractiva, existen en internet recetarios sencillos donde se sirven ensaladas combinando y colores; otra forma de ser creativos es pedirles que nos ayuden a preparar por ejemplo las ensaladas dándoles brócoli para que lo separen en ramos pequeños o que pique tomates con un cuchillo de mesa, etc., siempre bajo supervisión.

Es importante que tengamos en cuenta:
✓ Mientras más temprano se empiece con la formación de hábitos alimentarios nutritivos será más fácil su adquisición, temprano me refiero antes de los dos años.
✓ Si se empieza a formar hábitos alimentarios nutritivos en su niño después de cumplidos los dos años de edad se debe ser firme y tener mucha paciencia. Empecemos de menos a más, no tratemos de imponernos con una gran cantidad de alimentos sino poco a poco con paciencia pero sin ceder territorio.


Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015