3 Grandes Ventajas en la Relación entre el Gusto de mi Bebé de Tirar Cosas al Suelo y el Desarrollo de su Pensamiento

A partir de los cinco o más meses, especialmente cuando ya han adoptado la posición de sentarse, la mayoría de bebés disfrutan de tirar algún objeto al suelo y observar qué sucede con ellos, esta es una actividad que le favorece mucho si le sacamos el mejor provecho pues nos permite desarrollar su pensamiento creativo además de aplicar a partir de un hecho fortuito una acción como es el que al caérsele un juguete pueda obtener sus propias conclusiones a través de la observación y experimentación.


1. Le permite observar una situación provocada intencionalmente por él para poder observarla mejor.

2. Crear sus propias hipótesis de los que ocurriría si el objeto cayera nuevamente, un bebé piensa más libremente que un adulto, está descubriendo todo: puede pensar que el objeto va a volver a él por sí solo o que el objeto forma parte de la mamá porque ella es quien se lo devuelve, etc., es un momento estupendo para desarrollar su nivel de pensamiento.

3. Verificar sus hipótesis de lo que pasaría si volviera a suceder.

Cómo Convertir esta acción en una Actividad Provechosa Para el Desarrollo del Pensamiento

✓ Brindémosle un juguete de diferente material cada día y luego darle dos de diferente material e ir aumentando hasta llegar a tres o cuatro. Estos pueden ser de jebe como pelotas pequeñas, de plástico, incluyendo los que produzcan sonidos como la sonaja (objetos que no se rompan al caer) o de tela para que así pueda también observar que no todos producen la misma acción al caer, algunos producen ruido, algunos rebotan, otros no, etc.

✓ Si al bebé no le nace experimentar con el objeto de esa forma por sí solo aproveche el momento en que por casualidad se le cae algún objeto no necesariamente un juguete, puede ser la cuchara, babero, etc. y dejar un tiempo en el que se interese por averiguar dónde está, de no hacerlo llame la atención sobre el objeto: ¿dónde estará tu babero?, etc., por ello es preferible al principio no ponerle muchos juguetes sino uno hasta cuatro y luego cambiarlos.

✓ Esta actividad se aprovecha mejor cuando está sentado en la silla de comer desde donde puede observar mejor la caída de los objetos y qué sucede con ellos.

✓ Cuando tire los objetos se propicia un tiempo excelente para el desarrollo del lenguaje del bebé, converse con él

• ¿Qué pasó con la sonaja?
• ¿La sonaja cayó?
• ¿Y ahora qué hacemos?
• ¿Qué sonó?

✓ Reconozca sus balbuceos y movimientos como pataditas como una respuesta, por ejemplo: cuando le pregunte si desea que le permita recoger el juguete o no espere una respuesta de parte de él a través de un gesto o balbuceo, si no se la da al principio tenga paciencia porque puede ser que esté creando su propia respuesta a lo sucedido.

✓ Conforme va experimentando y creciendo aprenderá el principio de la gravedad y Ud. le irá enseñando a que lo que se le caiga deberá recogerlo.

Rosanna Sakuma Arevalo
Magister en Administración de la Educación

Diseñado por John Olano Mendoza. Derechos Reservados 2015